Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

martes, 26 de octubre de 2010

ladelalimpieza

Le extrañó muchísimo que ladelalimpieza le respondiera el saludo después de tres años saludando al aire cuando se la cruzaba en el pasillo, o esperaba a que terminara de limpiar los baños. Pero, mientras rodaba escaleras abajo, tuvo el tiempo suficiente para comprender los motivos de ese extrañamente feliz saludo antes de oír el "crack" que como un sordo aullido emitió su cuello.


12 comentarios:

Torcuato dijo...

Gran comienzo David.
Este micro es de antología.
Un abrazo.

Bicefalepena dijo...

Uff, casi mejor que te nieguen el saludo por otros mil años.
Doloroso e interesante relato.
Un saludo

David Figueroa dijo...

Gracias Torcuato, por el comentario, por la invitación y por haber rescatado este micro de mi archivo.
Un abrazo.
David.

Hector Ugalde UCH dijo...

¡Hay gente demasiado efusiva! jeje :]
¡mUCHos salUCHos de UCH! :]

David Figueroa dijo...

Jejeje, sí "Bicefa", seguro que es mejor que no te saluden, bueno en realidad así nació el micro, basado en un personaje real, ladelalimpieza del edificio donde trabajo; en realidad nunca me respondió el saludo y yo ya le decía hola sólo para fastidiarla. Aunque que yo sepa, nunca llegó a matar a nadie.
Un abrazo.
David.

carlos de la parra dijo...

Magnífico retrato de la clásica persona que siente antagonismo gratuito contra quienes le rodean.
Es común que muchas personas odien lo que no comprenden, y que culpen a otros de su mala fortuna.

Maite dijo...

Me ha gustado mucho, ese llamarla "lamujerdelalimpieza" me ha parecido muy original, divertido e irónico a la vez, ¿quién no las llama así, todo seguido? :-D
Aprecio en la mujer un cierto aire de inferioridad tan sólo curado tras la caída, ¿o será al revés?, ¿es él el que tiene un aire de superioridad hasta después de la caída?
Un abrazo

Daniel J. Hernández dijo...

Vaya, ahora es cuando recuerdo, debería de regresar el saludo.
Abrazos.

David Figueroa dijo...

Sí Carlos, ladelalimpieza real, es un personaje de estos que están enfadados con el mundo, seguramente tendrá alguna justificación.
Un abrazo.
David.

Maite, lo de llamarla así en el relato fue consejo de mi novia, bastante acertado, por cierto.
No creo que sea aire de superioridad, pero sí una persona muy resentida con la vida, con el mundo, que sólo consigue sonreír con la desgracia ajena y por eso la provoca.
Un abrazo.
David.

Sí, Daniel, el saludo, la cordialidad y el respeto son importantes en la convivencia ciudadana.
Un "saludo" cordial y respetuoso.
David.

David Figueroa dijo...

Sí, Hector, a veces tanta efusividad puede ser peligrosa!
Un abrazo.
David.

Carmela dijo...

Quizás suene irónico, pero como que ladelalimpieza me parece despectivo.
El relato muy bueno, quizás no halla entendido yo que soy muy furrica.
Un biquiño.

David Figueroa dijo...

Bueno Carmela, quizas te suene así, pero no es la intención, es la forma "normal" para referirse a alguien de quién no sabes el nombre, es fácil hacerlo tomando como referencia su oficio, es como decir, eldelatienda, eldeinformática o laderecepción.
Un besito.
David.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.