Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

sábado, 1 de octubre de 2011

Un mal presagio.

No sé cómo diantre he venido a parar a este lugar, que se me antoja desconocido… Tan blanco y con esa luz tan intensa y cegadora…
¡Joder!, si hace apenas unas horas estaba intentando hacer unos largos en la piscina… En los últimos meses he cogido bastante peso, y necesito hacer ejercicio para no sentirme tan incómoda...

Un mal presagio se apoderó, entonces, de mis pensamientos y un extraño sopor tomó posesión de mi cuerpo.  Ya me viene sucediendo con demasiada frecuencia en los últimos tiempos, aunque esta vez estaba siendo diferente…
No soy consciente del tiempo que he estado durmiendo, aunque sí podría afirmar que me han puesto algo en la cena… ¿me han drogado?... Pero, ¿con qué intención?... ¿Quién soy yo, para tomarse tantas molestias?...



Ahora, debo estar a miles de kilómetros de distancia… ¿habré sido abducida?. Me siento rara. Y ese color tan blanco me deslumbra o, quizás, sea el foco que está apuntando directamente a mi cara. Estoy inmovilizada y siento náuseas. ¡Qué olor tan fuerte!... Huele a sangre. ¿Qué están haciendo conmigo?... ¡S-o-c-o-r-r-o!... No puedo gritar. Tengo el cuerpo empapado y me siento desnuda…

Oigo palabras que no alcanzo a entender. Debo escapar de aquí… Pero ¿cómo?...  ¡me han atado los brazos!, aunque no veo cuerdas...¡Eureka! Creo ver la salida!... Tal vez, haciendo un último esfuerzo, consiga escabullirme sin que reparen en mí…

¡Díos, mío! todo se acabó. Me acaban de atrapar… 
¡Qué situación tan embarazosa!. No conozco a estos seres que me miran y sonríen. No entiendo por qué me pasan de unas manos a otras…  
Lo que sí sé es que “¡YA!”, todo está perdido… ¡Adios "mundo cruel"!.. Lloro...

-          “Es una niña… (risas y miradas cómplices)… Una niña y es perfecta. Dos kilos novecientos… cuarenta y siete centímetros… ¡Felicidades, mamá!”.



13 comentarios:

Cybrghost dijo...

Siempre opiné que el parto es muy traumático.

Pluma Roja dijo...

Muy bueno, un final inesperado.

Felicitaciones.

goge dijo...

muy buena entrada y el final mejor un abrazo

Ximens dijo...

Al leerlo por segunda vez se aprecia más. Sigue sobrando el "taco", jeje

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Creativo, Towanda, sin lugar a dudas.

Y un final que no deja de ser un principio.

Buen trabajo!!!

carlos de la parra dijo...

Preciosa forma poética de cerrar el círculo que demuestra que la muerte comienza desde el nacimiento, aunque nos divierte más vernos como proceso de vida en desarrollo, estamos juntos en el conteo regresivo, jajajajajajajajajaaaaaaaaaaaa.
(risotada macabra de terror)

Towanda dijo...

Gracias a todos por acercaros a comentar.

Cybrghost, estoy de acuerdo en lo durísimo que tiene que ser venir a este mundo.

Pluma Roja, jajajaja, es posible.

Goge, el final da paso a un gran comienzo.

Ximens, ¡ay!, el taco... ¡gracias, majete por re-venir!

Pedro Sánchez Negreira, estoy contigo.

Carlos, como siempre agradecida con la "chispa" de tus comentarios.

MA dijo...

¡Que interesante perspectiva!

Yun Rodríguez dijo...

¡Ajá! Lo adiviné.

Elysa dijo...

Buen relato de ese viaje-abdución hacía la vida.
Muy original.

Besitos

aikatherine dijo...

tämä tarina on kuin uni. Hyvin usein ihminen voi olla jonkun asian vanki ja huutaa, - Päästä minut!
Mutta tämän tarinan finaali on lyömätön. Adios 200kg! ja ja

Towanda dijo...

Ma: Gracias.

Yun: Buena imaginación.


Elysa: Lo definiste perfecto. Gracias.

Aikatherine: Kiitos ystävä.

Anónimo dijo...

reported most of the people payment his or her's lending products by the due date and even free of fees
A leading unsecured debt good cause expects numerous families turning to these folks for help finished payday cash loan financial obligations in order to two bottle this particular. arrears charitable organization states that near purchase that payday, big attraction borrowing products this season. Any aid organization affirms a couple of years ago the sheer numbers of purchasers using them had been unimportant.
pożyczka na dowód jasło
chwilówki oława
kredyty online bez zaswiadczen
witryna www do zobaczenia tutaj
przydatne informacje

http://pozyczki-prwatne.net.pl
http://pozyczkanadowod24.com.pl
http://kredytybezbik24.net.pl

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.