Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

viernes, 19 de junio de 2015

Muerte lenta





No estabas Tú. No estaba Él. Un visor en blanco, un papel abollado, un cuaderno sin hojas,  y tu brazo alargándose hacia el cesto, tus dedos casi elásticos, sin poder llegar a él. . .
Un cesto de metal repleto de ideas, muchísimos versos, borradores de microrrelatos, cuentos sin final. Un cesto de mimbre con lápices sin punta, lapiceros/as sin repuesto, algún resaltador seco y un teclado Accutype destartalado.

¡Cuánta desolación! Nada que leer, nada que publicar. En su oscuridad de letras, el Micrrorrelatista agoniza. . .

jueves, 23 de abril de 2015

El Hurgador [Arte en la Red]: Bruno Walpoth [Escultura]

El Hurgador [Arte en la Red]: Bruno Walpoth [Escultura]: La serena belleza de las obras de Bruno Walpoth casi hace que no sean percibidas como esculturas hasta que uno las mira con cierta atenci...

sábado, 18 de abril de 2015

Peregrino



Pasaba de paso casi todos los días, por ese lugar distinto, único, donde los aromas embriagaban y los sutiles sonidos adormecían. Nunca se había detenido a contemplar la belleza de las pinturas colgadas al descuido en la pared ni los colores de los tapetes púrpuras y malvas, ni menos los tapices reproduciendo sagradas figuras. Nunca había imaginado la presencia celestial del Maestro que todo justificaba. Ese día se detuvo en el doyo y escuchó su palabra. Entró en el salón y se sentó sobre la alfombra tupida. Aprendió a escuchar y a observar el Mundo. Se enamoró de la vida.

jueves, 16 de abril de 2015

Centrifugado.


A cada vuelta del tambor de la lavadora deshojaba un pétalo de la rosa que Mari Pili rechazó. Raro modo de lavar las sabanas donde ella dormía. Al acabarse la flor, como aún seguía el lavado, de puro estrés se quitó un pelo por vuelta hasta quedarse calvo. Después se arrancó las uñas. Seguidamente los dientes, pero como el bombo giraba todavía, se echó a llorar. Una gota por giro y un chorro cada centrifugado. 


                                       El hombre murió de deshidratación. La lavadora aún funciona.



Moraleja: A mas vueltas de cabeza, más larga es la limpieza.




jueves, 2 de abril de 2015

Pintor de lo invisible.

La pequeña libreta que llevaba en el bolsillo de su pantalón estaba llena de dibujos. Juan pintaba cosas invisibles; la sensación que deja un beso, un perfume, el silencio tras una bofetada y la forma oculta de las ventosidades.
-¡Increíble! - Decía la gente al ver las ilustraciones - Armonía tras beso, olor a lavanda, tsunami post-tortazo y pedo vomitivo. 

Nadie erraba los títulos, haciendo coherente lo invisible. No es que Juanito fuera buen pintor. Ayudaba a sus aciertos, que a escondidas, le echaba LSD al té de las visitas. Tres gotitas justo veinte minutos antes de enseñar su libreta.


domingo, 29 de marzo de 2015

El contacto

Resultado de imagen para noche de invierno y frío


Todas las noches, lo veía pasar apurado desde mi oscura posición en la acera. Casi la misma hora regresaba de su trabajo y marchaba rumbo al hogar unipersonal que ostentaba en el tercer piso del moderno edificio. Dado el avance de mi información sobre el apuesto joven que me atraía desmesuradamente, ya era hora del contacto. Lo decidí de inmediato. Esa noche, noche de invierno, reinventada como tantas otras, en el cauce de una brisa nocturna helada, lo percibí llegar. Estaría a unos cien metros de mi escondrijo cuando el aletear de su bufanda gris me provocó la excitación acostumbrada. El encuentro fue triunfal, casi soñado. Nuestros cuerpos fueron uno, el deseo abrasó la carne, la díada de nuestras almas fluyó sin sorpresa. Propio de mi naturaleza, el largo abrazo y la fuerza de mis besos, terminaron por vencerlo. La vida, fugaz, se escabulló por ese río bermellón que brotaba de su cuello fuerte y robusto.

domingo, 22 de marzo de 2015

El nido

Resultado de imagen para aromito o espinillo

Un joven aromito, fue testigo de la preocupación de ambos, más acentuada en el masculino. Ella lo miraba pudorosa. Él, impaciente, esperaba con ansias que, ese nubarrón oscuro descargara de una vez el elemento que tanto necesitaba. Caminaba de un lado a otro, inquieto, alborotado. De repente, ella lo alcanzó y musitó en su oído: "No te preocupes, la obra continuará, tenemos tiempo". Una luz zigzagueante y casi roja se dibujó en el cielo oscuro y al rato el sonido profundo del trueno puso el punto final. La lluvia se deslizó entre brisas y un canto a dúo se escuchó en la tarde.

Dedicado a los horneros

domingo, 15 de marzo de 2015

Esquina

Resultado de imagen para taza de chocolate caliente


25 de Mayo y San Martín: Esquina estratégica con aires históricos, en cualquier pueblo o ciudad de mi país. Las esquinas son románticas, misteriosas, puntuales. En ellas, se  conjuran amores, irrumpen señuelos, se pactan citas, se lloran olvidos, se desandan caminos. Hoy, estoy en un Bar fueguino de altas vidrieras y mesas oscuras con aroma a chocolate caliente. Su nombre, evoca el cordón montañoso que nos separa y nos une como al cóndor del valle. Y, mientras de fondo suena alguna música, miro tras los vidrios congelados y se me rompe el corazón porque sé que Tú, no llegarás.

domingo, 8 de marzo de 2015

Esa Mujer


Resultado de imagen para bella mujer dibujo

Pasaba por la calle de la tristeza enfundado en el recuerdo de otras horas, caminaba despacio, meditabundo, extraño, perdido en el objetivo que no lograba perfilar. De pronto, vio la belleza en sus ojos; la dulzura arreboló sus mejillas y la simpleza dibujó su sonrisa, exactamente cuando sus miradas se encontraron. Sintió una débil alegría circulando sin prisa por sus venas y arterias en un suave entrar y salir de su palpitante corazón. Se detuvo. La brisa vespertina alzó su bufanda a rayas y tapó su rostro. La vida pasó a su lado y no pudo verla, menos detenerla. Apretó bajo su brazo el bastidor de madera que contenía el óleo con el retrato de una mujer y continuó su marcha implacable. Luego, cayó la noche.

viernes, 6 de marzo de 2015

MINIMICRO DE TERROR.

Alimenté a mi leopardo y ahora no puedo despertar. Todo era mejor cuando tenía vecinos y esperaba que salieran de casa para tirar del cordón que abría su jaula. Ahora que le había dejado en libertad no pensé que regresaría sino que buscaría comer en la aldea más cercana. Debí tomar en cuenta el mal presagio que implicaba el no volver a escuchar los tambores. Malditas moscas, pican horrible.Pero no me preocupan tanto como el sentir que el calor del sol está por traer a los buitres. Curiosamente siempre he sido muy animalero. Humanista, no tanto.

domingo, 1 de marzo de 2015

El escritor



El escritor había dejado caer su cabeza sobre la destartalada mesa de cocina. La noche y su oscuridad lo sorprendieron dormido y babeante. A su lado, un escrito que parecía una carta y junto a él, una botella de ron vacía. Desde el atardecer, no dejaba de beber, del pico nomás, en rebeldía con el mundo y su suerte. Así, se introdujo en la brumosa soledad del sueño, sólo para acallar la pena que le corroía el alma. Esa pena tenía un nombre: Ruth.

domingo, 22 de febrero de 2015

Café Express

Resultado de imagen para taza de café

Esa mañana, como tantas, mientras tomabas el café humeante, te miraba. Yo estaba del otro lado de la barra, secando tazas y pocillos de loza blanca con el logo del bar. De tanto en tanto, alzaba la vista para contemplarte,   para deleitarme en ver cómo sorbías la espuma, cómo te rascabas la cabeza, tal vez por el calor de los radiadores o retirabas la bufanda gris, o la a cuadros rojos y negro del cuello. La calefacción estaba alta.
Un cortado fuerte con una medialuna me desplazó de la contemplación. La puerta vaivén con gruesos herrajes de bronce adheridos a los vidrios fuertes de sus hojas, dejó entrar el frío húmedo de junio. Me estremecí, y no por la  humedad gélida que se acababa de colar en el salón.
Una mujer rubia, delgada y  esbelta, entró, sentándose a tu lado, luego de darte un beso fugaz en la mejilla. Abrió un maletín de cuero marrón, colgó su cartera original, también de cuero, en la silla e inició una conversación  inaudita parte, por largo tiempo, por lo menos eso me pareció a mí, mientras tú le regalabas la más hermosa expresión de credulidad.
Se levantaron sin mediar pedido para ella. Tú la tomaste por la cintura, un poco desdibujada por el grueso sacón que el invierno imponía. Ya en la vereda humedecida, la besaste y a partir del beso que me encogió el corazón y nubló mi vista, volví la mirada al interior de mi lugar habitual. Restregándome las manos, mientras repasaba la máquina de café Express,  dejé encerrada en ella mi fantasía hasta el otro día.

2015


martes, 17 de febrero de 2015

VIENTOS DEL SUR.

En éso pensó de inmediato al estar en la fiesta de su exposición de pintura en un jardín de un palacio en Dubai. Viene un viento del sur. El eufemismo que usaba su abuela para decir que estaba por tirarse un pedo. Le habían explicado antes de su viaje que en ésta civilización que visitaba era de pésimo gusto tirarse uno, y que se consideraba admisible el salir corriendo para alejarse de los demás aunque se tratase de un mero sopladito. Y arrancó en fuga de la prevista flatulencia con tanta suerte que llegó hasta una fuente ruidosa que disfrazó el estruendo de los gases producidos por el vino y los manjares. No lograron escucharlo ni los peces que undulaban sus coloridas anatomías en juguetona natación.
Ya todo ventilado regresó al grupo de dignatarios con quienes conversaba y explicó su ausencia diciendo.
---Tuve que huir pues me atacó una abeja.---
Todos los del grupo aceptaron la explicación con una sonrisa.
Aunque en su fuero interno sabían que por ahí no habían abejas.

domingo, 15 de febrero de 2015

TRANQUILIDAD ES BUENA, PERO NO TANTO.

Ante mí dos formas de tranquilidad absoluta.
Tranquilísimo se veía el hombre de la metralleta, Con la serena actitud que tienen los que observan al limpiador de calzado sacando brillo.
Tranquilísimo el cadáver que yacía frente a él. Poseedor de la suprema quietud del rigor mortis.
Oculto tras el árbol decidí fugarme para evitar la misma suerte. Al no poder irme fué que caí en cuenta de que yo también estaba muerto.

domingo, 8 de febrero de 2015

LA HORA MÁS FLACA.

Ahí tirado en agonía, Dictinio de Trafalgar, hombre que luchó en cada instante anterior.
Vivió las instancias que hacen de un personaje una leyenda. Se desarrolló su vida inventándose a sí mismo en cada etapa.Ésta vez ni de una cama se podía levantar,las personas que le rodeaban se le presentaban más borrosas como las imágenes que aparecían en algunas de las películas que dirigió;como cuando en lenguaje cinematográfico quería expresar que alguien se dormía o perdía el sentido. Y en efecto, en sus estertóres agónicos quedaba dormido y a veces soñando pero regresaba a oir llorar a las mujeres y a su familia. Le avergonzaba encontrarse tan derrotado y eligió fallecer.
Al traspasar a la conciencia incorpórea quedó atrás la realidad de su cuarto para ceder al nuevo escenario de un salón del oeste pleno de luminosidad y donde todo se presentaba con fragilidad etérea.
Huesudas calaveras danzaban sobre sus esqueletos en cómico strip tease en el cual le lanzaban una docena de bragas y sostenes de fluorescentes colores como celebrando su llegada.
Desaparecida ya la densidad de la materia sólida, cada estructura se sostenía formada por ectoplasma tan frágil que pudiera estar hecho de luces. El piso, los muros y todo lo sólido parecía de cualidad transparente. Tomó la huesuda mano que le ofrecía la dama blanca y se incorporó viéndose como un esqueleto más de los ahí reunidos y bailó de todo lo que tocó la orquesta, hasta tango y mambo. Lo que le impresionaba  era la sensación de ligereza, no tanto por la lógica falta del peso de sus carnes sino la ausencia de nervios y de la consiguiente angustia existencial. Y es que aquí nadie añoraba el pasado y sabían que no tenían futuro.

jueves, 15 de enero de 2015

UN SIMIO PENSANTE EN LA ANTINATURALEZA.

Ignoramos hoy por hoy si entre millones de monos que han tenido que huir de selvas alguno ha tenido cierta mutación en la mente que le otorgue la capacidad pensante del humano.
Pero el hombre que limpia ventanas en el piso 83 del edificio tiene la certeza de que hay un ejemplar así en el vecindario. Lo ha visto saliendo de varios apartamentos con comida robada. Incluso alguna vez le ha compartido a ingerir un pollo con champagne. El simio es hábil y elige diferentes apartamentos para que no resulte en exceso notoria la desaparición de la comida. Al hombre le simpatiza la amistad del animalito y no lo denuncia aún en riesgo de lo culpen a él. Si lo despidieran tendrían sus empleadores que conseguir un latino valiente como él y la mayoría de éstos ya tienen empleo.
Transcurren días de Brooklyn. Días que son más largos que en el resto del planeta. El hombre advierte que su amigo el simio está triste. Lo lleva al zoológico y lo cuela para llevarlo a la jaula donde viven sus iguales pues supone que el compañero padece soledad. Pero el primate reacciona con deseperación al ver presos a su especie. Implementan la fuga. Regresan a la selva. Casi todos viven felices pero algunos changos extrañan Brooklyn.

viernes, 9 de enero de 2015

FÓRMULA SEXO MUSICAL.

El profesor y científico Kajastiano Ladura desarrolló una secuencia de pasos de baile que al ser ejecutados por las personas, éstas se sobrecargaban de hormonas y energía sexual a tal grado que abandonaban todo recato y caían al piso a desatar sus pasiones amorosas al ritmo de la música.
Finalmente la secretaría del ocio del gobierno en turno canceló éstos eventos a pesar de su creciente popularidad y condenaron al profesor a prisión quien sigue apelando sus derechos a la libertad de expresión y a experimentos de sexología .
Todo tuvo mucho que ver porque alguien subió un video en you tube donde una joven Agripina aficionada a los bailes de salón, denunció el hecho de que mientras ella tomaba parte en un baile de éstos aún sin haber concluído la pieza, su pareja, un tal Flaco Delgado, de quien ella dijo berreando en lágrimas que éste le agarró el moyocoyo. Nunca quedó bien en claro a que le llamaba el moyocoyo, pero las lenguas chismosas multiplican las versiones sin límite alguno.

lunes, 29 de diciembre de 2014

JAMÁS ALGUIEN SUPO.

----Pues aquí me tiene de nuevo en el cantón señor psicólogo y le aprecio porque usté nomás escucha y calladito.Y no me quejo pues aquí descanso y dejo de correr un rato. A lo que tuve que matar ni que remedio, asuntos privados que no le corresponde a usted saber ni a mi dudarlo, la vida es así y al que le toca ,le toca y ni paqué buscar algún porqué. Son cosas que no tiene regreso ni remedio. Y si entiendo, no crea que no, que no debí cargarme al que me miró feo pero igual ya no está y ni modo, pallá vamos todos,! que no?  Y está bien uno aquí guardado, tres comidas seguras y mucho respeto de los demás. Aunque se aburre uno al tiempo de bailar en un cuadrito, y con lo terco que soy, de que salgo, salgo. Y me disculpa si no me despido, pero lo que se le ofrezca, usted me avisa.---

miércoles, 24 de diciembre de 2014

ME REHUSO.

Se dijo,y con pasión hirviente y furibunda al escribir desbocado y con ferocidad insistió con extrema enjundia de terquedad gallega en negarse a eliminar los adjetivos.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

LLEGADA A CIERTO UNIVERSO INCONEXO.

Ahí donde pastan los tigres,
y el instante me forza a unirme a su fuga,
al ser perseguidos por vacas feroces.

Y terminé tal cual dicta la lógica,
devorado por flores.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

VACACIONES DE ANIMALESIS DINÁMICA.

Desde las alturas del trampolín vuelo como águila.
Caigo en el agua y nado como pez.
Salgo hacia el bar por donde camino como cangrejo.
Paso a cenar devoro como un león.
Llego a la cama y hacemos lagartijas.
Luego duermo cual ostión.
Feliz como una lombriz.

domingo, 2 de noviembre de 2014

RECUERDOS DE UNA BUENA PERSONA.

El agente Apolonio Brígido Imperato acudió al psicólogo del Centro de Inteligencia para su evaluación anual. Detestaba someterse a éste exámen, conectado por cientos de cables a la cabeza y todo el cuerpo lo cual le provocaba sentirse como abeja en un microscopio y en varias pantallas aparecían todos sus números personales; presión arterial, grado de glucosa en la sangre, colesterol, niveles de testosterona, y las malditas gráficas de un detector de mentiras que más que medir la honestidad medía la capacidad para mentir.   El que le escudriñaba ahí con preguntas era un flaco siniestro quien demostraba actitud de desprecio del cual además sospechaba quería hacer daño a su status profesional. Ganas no le faltaban al agente de poner en su sitio al psicólogo, pero de hacerlo ahí todo quedaría grabado y registrado y le acusarían de insubordinación. Sobraría tiempo  cualquier día de éstos para darle una retribución tal como capturarlo y dejarlo desnudo enmedio de un lugar público en domingo para que reciba un escarmiento.
El científico comenzó el interrogatorio con carga de burla.


----Dígame agente, ¿ Alguna vez ha tenido conversación con un perico ?----


----Palabras sueltas que yo recuerde. ¿ Y usted sí charla con loros ?---
---Alguna vez incluso discutí con ellos. Ya no lo hago. Imposible ganarles. Pelean más que una mujer para decir la última palabra.----
----¿ Podría probarme que auténticamente discute con loros ?-----
Y más veloz que un pedo de águila, el tipo ya tenía al perico en la pantalla del Skype. El animalito dió un par de gritos de furia al verse conectado y dijo con su estridente voz:
---¿ Que carajos se te ofrece? Y que sea rápido porque estoy follando---
Y efectivamente al alzarse aparece que tiene a la perica toda desplumada y todavía con los ojos saltones.
---Nada, era solo que aquí el agente Apolonio no cree que tenemos conversaciones y le muestro que sostenemos constante diálogo.----
---IMBÉCIL. Ahora mismo me cago en tu teclado.----
 Gruñó el ave y cortó la señal de la conferencia.
---¿ Satisfecho ? ---- preguntó con filo el psicólogo.
Y fué en ése instante que hicieron clic los recuerdos en la memoria de Apolonio Brígido Imperato, agente del grupo de inteligencia más críptico del país. El hombre que personalmente ajusticiaba a criminales comprobados sin esperar procesos de tribunales ni truculencias de abogados . Su creencia espiritual era sencilla. Matar por el bien del público. Algo que hacía falta en éstos tiempos de impunidad. No daba cuentas mas que a sí mismo, y al paso de años de trabajo experto había logrado mucha paz en las calles, aunque la misión no tendría fin y lo sabía.
Regresó a la pantalla mental aquel episodio de inicios de su carrera en que ponían a los candidatos del cuerpo de inteligencia a competir por las plazas de empleo, y precisamente éste flaco amargado le había tocado como rival para la última vacante de aquel entonces veinte años no es nada.
En un salón grande tenía lugar un simulacro de instalar  un centro de comunicaciones. La prueba para los aspirantes consistía en eliminar una plaga de ratas que infestaba el lugar. Al turno del psicólogo, entró con un costal lanzando trozos de carne envenenada a diestra y siniestra, lo cual desató a manadas de ratas acosándolo para exigir su ración, resultando en que tuvo que huir no sin antes dar un baile Cantinflesco que hizo rugir la carcajada general de los examinadores, y para colmo Apolonio entró embistiéndolas con ametralladora y las hizo saltar en pedacitos quedándose así con el aplauso y la plaza de agente.
Entendió la frustración acumulada  y vió el porqué del rencor que le guardaba el psicólogo. Sin embargo Apolonio comprendía de más que tras un recelo contenido siempre se gesta una venganza.
A la vez que reconoció en su interior la capacidad científica del opositor con ésto de desarrollar loros transgénicos que ya comunicaban como humanos, el ser espiado por éstos no era de sus preocupaciones pues él siempre iba un paso adelante a toda la ciencia del siglo 22 y por su territorio no permitía ni la presencia de moscas. Al salir de su evaluación le advirtió que si llegáse a ver un ave de éstas por sus confines tenía la forma de retribuírselo con enviar un oso transgénico a violarlo. A pesar de que Apolonio no gustaba de la tortura. El flaco entendió, ya meditaría otro método.

miércoles, 22 de octubre de 2014

OSCAR DE LA RENTA.

¿Quién diría que Oscar de la Renta iba a ser el muerto de moda?

lunes, 15 de septiembre de 2014

Sueño y despertar literario

La vida es un sueño de Calderón de la Barca. 
El despertar es un dinosaurio de Augusto Monterroso.

viernes, 5 de septiembre de 2014

LA VIDA.

Una existencia que no es fácil de explicar,
pero tampoco tan difícil.
Enfrenta cada quien un manicomio abierto,
dentro de una sociedad repercutida de caos históricos,
en los que no tuviste nada que ver, pero cargas con ellos.


Y por pensantes no dejamos de ser la bestia magnífica,
 la conciente de que su futuro es morir,
y aún así busca la felicidad, sin garantía de obtenerla.


Y te ves presionado a inventar soluciones al verte mirando al abismo,
del magma de vida, donde todo se genera de la nada cuando hay voluntad,
espejo reverso de la muerte, donde todo se lo traga la tierra para alimentar plantas,
que alimenten vacas, que alimenten personas y las tornen arterioescleróticas,
pero la vida es así, aprende que tiene muchas caretas y si no te las pones no juegas.
Si no juegas pierdes, si pierdes te pisan las hordas triunfantes, o el banquero, o quien menos esperas, te suprime. El juego de la vida es a muerte. No te confundas cuando vas ganando.
La historia contiene un directorio de gente que llegó más lejos que tú y se desplomaron a caer en la amargura. Saludos a Napoleón, al Sha de Iran, a Elvis, a Nixon, a Kennedy,a Ghandi y a miles que jamás soñaron futuros ajenos a sus cálculos. Y pagaron el pato, no todos merecidamente.
Pero el pato siempre debe pagarse.
Si no lo crees pregúntale a los dinosaurios. Aunque dicen que fué un aerolito y un diluvio quien los extinguió. Dicen. Dicen tantas cosas. Siniestro consomé de la existencia. Será por éso que las vacas mujen un lamento avisando que lloverá.
Me parece ver una luz que revela el inconciente avanzar de todo.
Esperemos que ya no interrumpan nuestro experimento.





Elige los relatos por autor.

Adivín Serafín (16) Agustín Martínez Valderrama (8) Alba Ramírez (1) Alberto Chamorro (10) Alberto García Salido (33) Alberto Medina (1) Alfonso Carabias (1) Ana Belén García Sánchez (1) Andri Alba (3) Angie Albelda (1) Anita Dinamita (16) Antonio Aguilar Rodríguez (1) Anónima Mente (6) artistalight (7) Baizabal (14) Bee Borjas (1) Belén In Red (2) Belén Lorenzo (9) bicefalepena (57) Blanca (2) budoson (23) Caboclo (6) Carlos de la Parra (149) Carlos Veloso (1) Carmela (47) Carmen Martínez Marín (10) Caro Orozco (1) Cesar Klauer (2) Claudia Sánchez (18) Clip (1) Concha Montes. (1) Concurso (2) Cristina Requejo (1) Cybrghost (9) Daniel J. Hernández (15) Daniel Sánchez Bonet (5) David Figueroa (18) DELIVERY (1) Desasosegada (1) Diana R Hernández Meza (1) Diego Morales (4) Dr. Krapp (4) Dyhego (4) Elena Casero (7) Elisa de Armas (19) Elysa (9) Elías Moro (1) ENTREGA TOTAL (1) escarcha (13) Esperanza Temprano (8) ETERNAL GLORY (1) Francisco J. Rubio (1) Galantz (8) Germán Hernández (1) GLORIA ETERNA. (1) Graciela Resala (1) Guillermo Arnul Castillo (1) Hector Rivero (1) Horacio Laitano (1) Hugo Jesús Mion (1) Humberto Dib (8) Humor Gráfico. (5) Humor sobre nada (1) Héctor Rivero (21) Héctor Ugalde (UCH) (44) Iker Laforga (2) Ingrid (1) INMOLACIONES (1) Isabel González (32) Javier Domingo (8) josef (5) José Estaun Romero (1) josé manuel ortiz soto (13) Juan José Tapia (1) Juan Vásquez (9) kum*... (21) Laira (1) Leonardo Dolengiewich (1) Lola Sanabria (14) Lucas Fulgi (2) Luisa Hurtado González (29) LuisCo V. (2) Maite (18) Malena (4) Manuel Ferrero (6) Manuel Marcos (1) Manuel Merenciano (6) Manuespada (2) Mar Horno (8) Marcos Zocaro (1) Marga González (1) Mari Carmen Torres Fanola (1) Marialuisa (10) Marian Alefes Silva (1) Marian Allende (1) Marina Melo Liñares (1) Marisol Torres (1) Mei Morán (1) Microrrelato (1) Microrrelatos (10) Miguel (45) Millz M (46) MJ (3) Monica Ortelli (3) Montse Aguilera (7) Montse Augé (1) Mónica Ortelli (10) Nicolás Jarque (16) Nieves Torres (1) NiñoCactus (1) No comments (16) Novicia Dalila (2) Nuria Rubio González (1) Octavius Bot (1) Pablo Gonz (7) Paloma Hidalgo (8) Patricia Nasello (2) Pedro Alonso (12) Pilar Arenas Nieto (1) Propílogo (1) Proyectos. (1) Puck (28) Purificación Menaya (25) Rafael Blanco Vázquez (1) Robërtier Logar (1) Rolando Revagliatti (17) Rosa M. (17) SACRIFICE (1) Sandra Montelpare (13) Sara Lew (27) Sara NY (13) Sergio Astorga (1) Sergio Cossa (1) sibreve (9) Su (32) su álvarez (16) Sucede (2) Tonet (5) Torcuato (41) Towanda (14) TR (7) UNSUNG HEROES (1) Vanten (2) Virginia González Dorta (2) William Ernest Fleming (16) Xavier Blanco (7) Yashira (1) Yolanda Nava (2) Yunuén Rodríguez (16) Zura Guerra (1) Íngrid (3)

I Concurso de microrrelatos El Microrrelatista 2011

A participar.

A participar.
1er Concurso de microrrelatos "En 99 palabras"