Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

martes, 22 de noviembre de 2016

El Pacto. - Yolanda Nava Miguélez



El Pacto. 


El diablo, muy elegante de terciopelo rojo y raso negro, llegó tarde a la cita. Se excusó, impúdico: “demasiado tráfico aquí en el centro, debimos quedar en tus dominios que están menos transitados". Dios, -paciente-, guardó silencio mientras tensaba los pliegues de su blanca túnica. El todopoderoso pidió un menú muy frugal, el del averno encargó las más deliciosas viandas regadas con selectos caldos. En los postres entraron en materia: -Me lo quedo a cambio de que me dejes libre el paso del Purgatorio a la Tierra eternamente. Es un atajo que me viene muy bien ahora que hay tanto trabajo por allí. Arguyó -exigente-, el maligno. Dios, haciendo gala de su lenidad, accedió. Cualquier cosa con tal de perder de vista a aquel político que estaba revolucionando el cielo con sus ideas, hasta los ángeles estaban asociándose y creando sindicatos. Todo por culpa de Pedro, últimamente se le colaban individuos de dudosa reputación, con historiales hábilmente falsificados, tendría que plantearle la jubilación, demasiados años de servicio. Estaba mayor. Después de firmar el acuerdo, Lucifer se fue al baño. No volvió. El camarero le pasó la cuenta a Dios. Como siempre.


Autora: Yolanda Nava Miguélez

3 comentarios:

Yolanda dijo...

Uno de mis primeros micros. Un placer verlo en tan excelsa casa.
Gracias Torcuato.

manouche dijo...

Pienso en un cuente inspirado de la perioda electoral actual...

Mrs Sharon Sim dijo...

Hello Everybody,
My name is Mrs Sharon Sim. I live in Singapore and i am a happy woman today? and i told my self that any lender that rescue my family from our poor situation, i will refer any person that is looking for loan to him, he gave me happiness to me and my family, i was in need of a loan of $250,000.00 to start my life all over as i am a single mother with 3 kids I met this honest and GOD fearing man loan lender that help me with a loan of $250,000.00 SG. Dollar, he is a GOD fearing man, if you are in need of loan and you will pay back the loan please contact him tell him that is Mrs Sharon, that refer you to him. contact Dr Purva Pius, call/whats-App Contact Number +918929509036 via email:(urgentloan22@gmail.com) Thank you.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.