Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

martes, 20 de diciembre de 2016

La niña con demasiados pájaros en la cabeza. Miguel Ángel Pegarz


La niña con demasiados pájaros en la cabeza.

Erase una vez una niña con la cabeza llena de pájaros. Un día se despertó con un terrible dolor de cabeza. Mientras desayunaba, unos cuantos gorriones salieron de entre su pelo a por las migajas. Al peinarse, un mirlo salió al pincharle el cepillo. Un águila escapó mientras se vestía, formando un gran revuelo en la habitación hasta que acertó con la ventana abierta. Mientras caminaba hacia la escuela, con cada saltito liberaba una golondrina.
Así fue pasando el día, perdiendo pájaros y cediendo el dolor de cabeza. Al final del día, se encontraba muy feliz, con sólo un pequeño jilguero, su pájaro favorito, cantando en su cabeza.


Ilustración de Susana Rodríguez

11 comentarios:

Elisa dijo...

Una delicia de cuento, para todas las edades.

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Muchas Gracias Tor por honrarme con esta publicación.
Gracias también a Elisa, por tu lectura y opinión. Celebro que os guste.
Salud.

TORO SALVAJE dijo...

Me gusta este micro.
Es muy bueno.

Doctor Krapp dijo...

Estupendo texto

Yayone Guereta. dijo...

Que bonito!!!

Trataste éste micro con una tremenda dulzura exquisita, lo imaginé en los cabellos de una de las cabecitas de mis chicas, me encantó.:)

Un abrazo, Torcuato.

Javier Ximens dijo...

Qué bueno, una forma distinta de ver el crecimiento, como los niños pierden al crecer, cómo muchas de las ilusiones pasan con el tiempo. En fin, un buen trabajo Miguel.

Carlos Alberto. dijo...

muy buen micro...
me gustó

saludos
Carlos

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios.

RECOMENZAR dijo...

Sin palabras te leo hoy
Un placer visitarte

RECOMENZAR dijo...

dejaste de escribir??? seria una pena

VINICIO SANTOS dijo...

Solicito una plegaria divina a los pueblos que me convocarían con mis secuestradoras de las bandas de plagiarios para resarcirme masoquista con los ventosos femeninos indumentariamente recatado debido a que los tales protegen a mis calumniadores con las calumnias de prevaricador consecuente a la calumnia de violador sexual masoquista por una necrofilia voyeurista popular frustrada por los tales como fraude sexual desde el año de 1,992 hasta la fecha actual año 2,017 donde pasé por un oprobio sexual con Guatemala recientemente resuelto por el sitio GUATE360.COM y redes sociales como tambien otros blogs de internet donde tambien aparece mi nombre JORGE VINICIO SANTOS GONZALEZ en GOOGLE CHROME por mis calumniadores porque soy la encarnacion divina de las deidades pluriculturales de Guatemala y del mundo como tambien del cristianismo y de los extraterrestres, por las cuales, alcanzamos a la paz del mundo.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.