Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

sábado, 10 de marzo de 2012

El silencio y el olvido.

De la serie "Cosas del amor".

Hoy la bruma de tu recuerdo disimula el tañir de las campanas,  ésas que resuenan en mi clarividencia, tocando a olvido.  Ya sólo me quedan palabras  sencillas,  las más francas, las más dulces; palabras torpes,  trazos llenos de nostalgia y de melancolía. Hoy quisiera no escribirte, no decirte nada, quizás declarar que tu omisión ya no lastima, que tu evocación ya no  hostiga hasta extenuarme, que tu añoranza ya no tambalea mi alma. Hoy quisiera no escribirte, no decirte nada, pero algunas veces el silencio y el olvido se fusionan y crean una neblina gris, densa, que avanza sigilosa, taciturna, muda, que  me paraliza, me detiene, me cesa. Sí, hoy quisiera no escribirte, no decirte nada, pero hoy la luna será llena, y cuando tu reflejo eclipse mi contorno y el ámbar de tus ojos invada mi memoria, tu fragancia asaltará mis pupilas y el sabor de tus besos irrumpirá en mi mente. En ese relámpago retornaré a morar en la ciudad de la tristeza, desamparado, desguarnecido de ti,   y la calina de tu escasez, convertida en abandono, volverá a ser la dueña de mi existencia.  Anhelaba ser tu loco fantástico, el pirata de tus sueños, pero  el olvido  ahoga,  oprime,  avasalla, me esclaviza, y ya no soy yo, soy otro que ni siquiera distingo, perdido... disipado por tu silencio. Cosas del amor.


CALEIDOSCOPIO BLOG

11 comentarios:

Yashira dijo...

Cosas del amor y del olvido, y es que la luna llena nos invita a evocar antiguos amores, momentos vividos con esa intensidad que sólo esa luna puede impregnar.

Saludos a un loco fantástico,

Yunuén Rodríguez dijo...

Tiene un ritmo agradable igual que el uso del lenguaje. Me gustó.

Mar Horno dijo...

Retrato desesperado del desamor. Cada frase es un poema que rima con la añoranza extrema del ser amado. Lo peor del amor es que se acaba y el olvido es una camino que avanza lento y retroce rápido, nos coloca cada dos por tres en el punto de partida, jugando con nuestra cordura.
Mucho se ha escritor sobre el amor, pero tú lo reinventas. Como siempre, magnífico. Un abrazo.

Cybrghost dijo...

Pulcro en forma y desgarrador en fondo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Con una prosa limítrofe entre la narración y la poesía, esta pieza goza de gran hondura emocional.

No soy capaz de pensar en nada que duela más que el desamor.

Como siempre que leo a Xavier, me siento complacido y admirado.

Un abrazo,

Elysa dijo...

como siempre magnífico entre la prosa y la poesía nos enganchas en este texto.

Besitos

Rosa dijo...

Uffff que bello!!!
Son tan bellas las palabras que utilizas que aunque nos inundes de tristeza es un disfrute leerte.

Besos desde el aire

Ximens dijo...

En registro poético, Xavier, también me enganchas. Relato escrito con el alma, sin duda. Cuando el amor se tatúa en el enamorado, ni la oscuridad del olvido lo borra. Felicidades por escribir y regalarnos estos trocitos.

XAVIER BLANCO dijo...

Gracias a todos y a tod@as por los comentarios, es un placer publicar en esta página y verme rodeado de buenos amigos.
Un abrazo

Laura dijo...

Precioso texto en la Serie ¡Cosas del amor!. Te dejo una frase que me evoca tu texto : El silencio es el olvido.

Un abrazo

Eliacim dijo...

Muy bello! :)

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.