Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

jueves, 15 de julio de 2010

OVNI.

Vió el ovni que se posaba suavemente sobre la colina,y para su enorme sorpresa bajó un tripulante y le empezó a enviar destellos con una luz naranja.Corrió a todo lo que pudo y vió a un hombre sonriente que le decía ---Bienvenido a la nave,pase usted.---
Feliz aceptó la invitación y entró maravillado ante todo el derroche de tecnología que contemplaba,le pidieron que tomáse asiento , lo hizo,y comentó:
---Me sorprende que hablen español,¿Son ustedes de otro planeta?--
---No-- respondió uno que iba en los controles---Sómos nómadas del espacio, hablamos cualquier lengua a través de nuestro aparato decodificador, nos quedamos por un tiempo en cualquier planeta y abastecemos,y seguimos nuestro viaje.---
---Espero no sea yo parte de éste abasto,digo ustedes no son caníbales o algo así,¿Verdad?---
Todos rieron.---No,nosotros somos vegetarianos,espero te gusten las verduras.---
---Pues las prefiero con pollo,pero si no hay de otra cosa, las como.---
A través de la plática la nave surcó los cielos,y quedó maravillado con las vista insólitas que pudo presenciar en la pantalla de la nave.Llegaron a un punto donde parecían estar en una cascada de luces y ahí se aparcaron y apagaron el motor.
El pasajero de la tierra preguntó el porqué de la parada,y le informaron que harían una fiesta en su honor para celebrar su visita,mientras les daban la autorización de seguir navegando más allá de ésta área llamada :La zona de flotación.
Quedó muy conmovido por éste gesto de hospitalidad y muy impresionado por la belleza de las chicas quienes bailaron desnudas para su deleite visual,al ritmo de una música más hermosa que cualquiera que jamás hubiese escuchado.Al final de la fiesta recibieron instrucciones de salir de la zona de flotación.
Avanzaron al final de la pista de luces,y en el espacio infinito sólo se veía a la lejanía una luz que parpadeaba colores rosa,dorados y verdes,y parecía irse agrandando como si se les acercase una estrella luminosa.
Le invitaron a dar una caminata espacial,para lo cual le vistieron con un traje protector y le lanzaron por un tubo de aire comprimido.No podía creer lo que veía,ésa luz de colores ahora definía claramente un gigantesco dragón que aleteaba aproximándosele,y podía ver como escupía un descomunal chorro de fuego por sus fauces.Horrorizado vió que la nave partió velozmente,y todavía alcanzó a escuchar por el audio del casco,las voces de sus anfitriones que decían:
---¿Y no sentiste feo entregarlo al dragón para que se lo coma?---
---Pues la verdad no.Tenemos que alimentar al dragón para que nos deje avanzar a la siguiente estación,y tenía que ser él ,o uno de nosotros,y siento tanta culpa como la que él debe haber sentido las veces que se comió un pollo,¿no crees?---
Lo último que escuchó fueron las alegres carcajadas de todos.

2 comentarios:

Carmela dijo...

Joer....Carlos, pero tienes razón en parte.
Somos caníbales y vemos bien comer animales... pero que ellos nos coman a nosotros... como que no eh?
Biquiños

carlos de la parra dijo...

De acuerdo.
Y soy de los que vive culpable por comer pollo.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.