Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

miércoles, 31 de octubre de 2012

BLANCO


Todo está dispuesto. Sobre la cama el vestido de novia, blanco inmaculado, blanco nuclear, blanco impoluto, blanco sin mácula, blanco radiante.
La ramita de azahar perfuma la alcoba. La liga. Algo azul, algo prestado, algo viejo.
Las manos de las amigas vistiendo a la novia. La madre en la puerta llora. El padre nervioso da vueltas por la casa, es el padrino.
Sale la novia del cuarto, hermosa, blanca. El padre la mira orgulloso, una lágrima indiscreta le recorre el rostro. Mira hacia otro lado, disimula.
El coche en la puerta, las flores lo adornan. Vecinos y vecinas esperan impacientes.
 ¡Guapa! ¡Guapa!
A la puerta de la iglesia, el novio espera. Entre impaciente y nervioso. Su madre le atusa las flores de la solapa.
Se colocan los invitados el los bancos floridos. La música resuena, danza entre las columnas.
El novio en el altar la ve entrar del brazo de su padre. Tan blanca, tan bella. Sonríe.
Ella deposita suavemente sus manos en las de él. Se miran.
Le quieres por esposo le preguntan. El blanco se apodera de todo, blanco nuclear, blanco inmaculado, blanco  impoluto, blanco sin mácula.
Rosa M.

16 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Se quedaron en blanco, aunque quizás con un codazo o un pescozón sea posible relanzar la situación y acabar en la respuesta, en la adecuada.
Hiciste más micros con más colores, ¿verdad? Me suena un mogollón y... además, tengo un regusto muy bueno.

Luisa Hurtado González dijo...

Se quedaron en blanco, aunque quizás con un codazo o un pescozón sea posible relanzar la situación y acabar en la respuesta, en la adecuada.
Hiciste más micros con más colores, ¿verdad? Me suena un mogollón y... además, tengo un regusto muy bueno.

Cybrghost dijo...

Y luego critican los ensayos de boda.

Carlos de la Parra dijo...

Es el shock natural de que ya va en serio.

El Eskimal dijo...

Genial Rosa iniciar con un blanco que significa esperanza y terminar con el mismo color pero de indecisión y miedo.

Cabopá dijo...

Este relato, Rosa, tiene un ritmo magnifico, de color, aromas de músicas.
Es un relato que se ve y se siente como si fuéramos, el lector, uno más de los invitado.

Me gusta, me gusta mucho. Tienes registros de todos los colores, aunque este sólo sea en BLANCO

Besicos.

Andrea Vinci dijo...

Muy bueno

Alma Mateos Taborda dijo...

¡Excelente!Un relato muy bueno con un final en blanco. Un abrazo

Sandra Montelpare dijo...

Me encantó, Rosa! Impecable! Un abrazo!

Fibonacci dijo...

Un micro muy bueno, me he quedado blanco al leerlo, eso sí, impoluto y sin mácula.

Un saludo.

Unai dijo...

El blanco siempre se resumen en un punto y aparte.

Un saludo

Zunilda Moreno dijo...

Aunque parezca mentira ocurre más a menudo de lo que se conoce. Muy bueno, Rosa querida. Un abrazo y no te olvido.

mario dijo...

saludo

Amapola Azzul dijo...

Se diría que ese blanco inmaculado era el blanco de todas las miradas.

besos, muy ingenioso.

El blanco es la estrella de tu relato.

Innombrable dijo...

Me encantó. Impecable.
Saludos
Carlos
con permiso te sigo

Rosa dijo...

Gracias a todos por vuestras lecturas y comentarios. Es un placer estar aquí con todos vosotros.

Besos desde el aire

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.