Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

viernes, 13 de abril de 2012

Donde anidan los sueños.


Dedicado a Laura Garrido.

Existe un mundo en el  piélago del tiempo, en la quietud inmutable. El de las nubes sin forma definida en permutación eterna, el de los céfiros sin rumbo. Un lugar donde los anhelos permanecen expectantes, accesibles en su movimiento infinito. Un espacio prodigioso donde el tiempo se evade y escapa derretido. Está ahí, en el precipicio de la imaginación, en la ventana de la fantasía, donde las ilusiones diluvian besos de azúcar, de primavera y de rocío; besos que fluyen inasibles tapizando el sendero de las quimeras. Como un dibujo que revolotea etéreo, como una percepción insondable, ahí, en ese horizonte infinito donde se licuan las lunas. Brota la primavera en la noche del invierno, florecen madreselvas en la penumbra del vacío. Abdicaron esos tiempos donde se agotaba la pesadumbre de no soñar nada, ahí, en el país de los sueños no hay límites: revolotean miradas que besan ilusiones, chispean hechizos, llueven caricias, magia y pompas de jabón

©  Xavier Blanco 2012.

16 comentarios:

Cabopá dijo...

Un texto magnifico, llenos de lirismo con palabra de excelencia para la creación...

"ese horizonte donde se licuan las lunas" Lleno de imágenes que definen cosas bellas.

Dedicado a Laura, que sólo conozco por estos mares de redes hertzianas pero que le va a las mil maravillas por esa dedicación desde su ventana a difundir, la mayoría de las veces, lo que hacen otros.

Gracias por el texto tan especial.
Besicos

Pilar dijo...

Un relato fascinante donde las ganas de creer que todo es posible dan alas a la imaginación.

Rosa dijo...

Precioso, Laura estará encantada con este regalo.

Besos desde el aire

Albada dijo...

La magia de tu pluma peina, en el aire de un papel, los cabellos de las sensaciones oníricas.

La excursión por la melena de la fantasía me ha resultado muy grata.

Un abrazo.

Mar Horno dijo...

Ese lugar, que has descrito de forma maravillosa, no podía que otro que ese donde habitan los sueños. Es prácticamente poesía. Un relato para soñar. Un abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Bello sitio donde se debe aprender a habitar...

Gracias por este lugar de ensueño Xavier

Laura dijo...

Jó, pues no sé qué decir, ...me he quedado sin palabras, sin siquiera las justas .... Muchas gracias Xabier, es un texto precioso de los que a mí me gustan, de los que se tornan en esperanza, de los de espacios abiertos, de los que me encanta retener en mis ensoñaciones.

Agradezco muchísimo este detalle no esperado, que ha sido como un regalo inmenso.

Me gustan los horizontes infinitos donde se licuan las lunas. ¡¡GRACIAS, MUCHAS GRACIAS!!.

Recibe un abrazo en ese espacio donde el tiempo se evade. Laura.

Gracias también a Cabopá, y a Rosa por sus comentarios ;)

Paloma Hidalgo dijo...

Me gustan tus palabras Xavier, su orden, su forma su sonoridad. Un lugar digono de ser visitado, a ver si esta noche me cruzo con Laura, o contigo, sería estupendo.

un abrazo

Arturo dijo...

Un texto de hondo sentido. En él la poesía se vuelve prosa y describe esa sensación tan placentera al creador.
La deferencia de dedicar la obra es un claro homenaje a los sentimientos y a la creatividad de Laura.

Sara Lew dijo...

Qué bello, Xavier. Ese mundo onírico que tan bien describes...
El lugar perfecto para que vuelen las alas de la creatividad de Laura.
Abrazos inmensos a ambos.

MJ dijo...

Lirismo al servicio de los sueños. Precioso, Xavier.
Imagino cómo se debe de sentir Laura ante semejante dedicatoria :-)

Abrazos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Poesía travestida de prosa para regalarnos un paisaje de sueños en el que todos querríamos instalarnos.

Un abrazo,Don Xavier.

Yolanda dijo...

Ese lugar sin duda es un reducto alternativo a la realidad en el que refugiarnos cuando el agobio nos asalta.
Muy poético bello tu texto, enhorabuena.

carlos de la parra dijo...

Soberbio malabarismo de la palabra que deja al lector en un trance que es a la vez pleno de paz y dinamismo.

Cybrghost dijo...

Precioso y poético, con un dominio de la palabra genial.

XAVIER BLANCO dijo...

Gracias a todos y a todos por los comentarios. Este es un texto que me gusta especialmente.
Cabopá, creo que todos conocemos a Laura por su blog, por su dedicación, por esas ganas que pone, por sus textos, que siempre destilan un sonido especial, por sus dibujos, tiernos, suaves...y especialmente por esa generosidad hacia los demás.

Un abrazo especial a Laura.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.