Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

jueves, 22 de noviembre de 2012

SON CUBANO


Tico estaba pletórico. Esa noche los había vuelto locos con su trompeta y sus melodías, y el entregado público le contagió su locura. Volvió a casa prácticamente corriendo, eufórico. Entró a grandes zancadas, pegó un trago a la botella de ron que esperaba en el recibidor y fue directo a la cocina. Abrió la alacena, sólo había una lata de alubias. Miró alrededor, a las desconchadas paredes llenas de humedades. Tico rio a pulmón abierto.-¿Pues qué te creíste viejo?¿No más que estabas en Miami?-Se dijo en voz alta, sonrisa puesta, mirada triste.

Cybrghost



Este relato tuvo el honor de abrir este programa de radio http://www.canalextremadura.es/alacarta/radio/audios/de-donde-son-los-cantantes


Este relato se publica hoy simultaneamente aquí y en mi blog

Autor: Cybrghost
Bitácora: La Guarida del Coyote


Safe Creative #1102048416900

17 comentarios:

Belkys Pulido dijo...

Alguna vez comenté en mi blog sobre aquella soprano maravillosa que llenaba el Teatro García Lorca, allá en la Habana. Cuando levantaba el pecho y lanzaba su voz a todos se nos abrían alas. Cuando terminaba la función, abatida y silenciosa pegaba su frente al vidrio de la guagua que nos devolvería a casa. Siempre su garganta envuelta, pañuelos lindos que batía el aire de la madrugada. Su garganta a salvo, de vuelta en el transporte colectivo.

CYBRGHOST dijo...

Preciosa historia que desconocía.

CYBRGHOST dijo...

Que por cierto, a alguien no debe de gustarle nada como escribo, es la tercera publicación a la que plantan un 2 de valoración. Agradecería un comentario de quien sea que me aporte algo de lo mucho mejorable de mis letras.

Arturo dijo...

Muy buen relato. Cortito y al pie, como un pase seguro de balón. No hay manera de perderse esa sensación de tristeza que genera la pobreza.
Aquien poco tiene, con poco se conforma, dicen. Yo no estoy tan seguro, como el trompetista del micro.
Yo creo que tu micro es muy bueno. Y para compensar injusticias le pongo un diez. Punto.
Saludos cordiales.

Juanito dijo...

Muy bueno, Cybrghost, me gustó mucho.
¡Saludos!

Cybrghost dijo...

ARTURO: Gracias por tu opinión. No se trata de compensar, creo que mi escritura es muy mejorable, pero agradecezco que se me diga que parece que no está bien, para poder mejorar. Me alegro que te guste.

JUANITO: Gracias y me alegro (aquí y en el blog)

Yun Rodríguez dijo...

Ah, esa descripción final es el acento en Ironía. Precioso, felicidades.

Rosa dijo...

Un micro redondo y con un final de una aplastante tristeza.

Besos desde el aire

Sara Lew dijo...

A mí me ha parecido un texto excelente, Cybrghost. Muy lograda la atmósfera. Enhorabuena.

Cybrghost dijo...

YUN: Pues me alegro, porque la ironía es importante.

ROSA: Muchas gracias.

SARA: Excelente es una palabra muy grande, muchas gracias.

Andrea Vinci dijo...

es bueno poder reírse aún cuando uno lo cree imposible, son esas cosas pequeñas, que como a Tico, nos alegran la vida.
Un saludo desde México DF

Cybrghost dijo...

ANDREA: Gracias por comentar y un saludo desde España.

Paloma Hidalgo dijo...

Ya te lo he dicho antes, pero dos mejor que una. Es un micro estupendo. Felicidades.

Un abrazo

Innombrable dijo...

tengo una historia escrita que se llama epitafio para un sueño... a mi personaje le paso lo mismo, su refri era como un coco, solo tenía agua.
Lo que hemos vivido los cubanos.

gracias
saludos
Carlos

Cybrghost dijo...

INNOMBRABLE: Desde el desconocimiento de la distancia, el pueblo cubano me parece admirable por esa capacidad de aguante y por saber mantener aún muchas veces la sonrisa, aunque sea amarga.

Carlos de la Parra dijo...

Tu cuento es grande y no necesita de críticos ni calificadores.
El lograr éste gran relato debe ser suficiente premio y brindarte la luz de que no necesitas la codependencia de la alabanza.
Parte de crecer como autor es caminar seguro sin necesitar muletas.
BRAVO.

Cybrghost dijo...

CARLOS: Siempre se puede mejorar, simplemente, pero para ello hay que hacer ver donde están los fallos. Muchísimas gracias. Y bueno, autor, como escritor, son palabras que me vienen demasiado grandes.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.