Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

martes, 27 de septiembre de 2011

Tras sus pasos

Lunes. Salió de casa, torció a la derecha y paró en el quiosco.
Martes. Tiró calle abajo, todo recto, hasta llegar a la plaza.
Miércoles. Se entretuvo en el portal con un vecino.
Jueves. Llovía y fue corriendo hasta la parada de autobús.
Viernes. Fue directo a la oficina.
Sábado. Quedó con unos amigos en el bar de Pancho.
Domingo. No salió de casa. Fue el único día que no se encontró con ella.
Él duda entre el destino y la casualidad.
Ella empieza a cansarse de seguir sus pasos.
 

11 comentarios:

Rosa dijo...

Jeje, muy bueno Puck.

Besos desde el aire

Anna Jorba Ricart dijo...

Poco se comunican...y así van pasando los dias, y las semanas...

montse dijo...

Muy bueno. De dudas y cansancios.

Paloma Hidalgo dijo...

Puck, él teje dudas y ella ha empezado a tirar del hilo que deshace la manta quizá ya no puedan volver a abrigarse juntos. Muy sutil.

Un beso

Luisa Hurtado González dijo...

Un chico indeciso e inseguro, lo siento por ella que parece que ha tomado la iniciativa aunque sin obtener frutos.
Me gusta como está contado. Las frases cortas. Me gusto sobre todo y principalmente eso.
Un beso.

Cybrghost dijo...

Pues que le diga algo de una vez. Que mucha igualdad y lo que tu quieras, peor para algunas cosas seguís queriendo el trabajo hecho.

carlos de la parra dijo...

Sólo la sombra no se cansa de seguirlo a uno, y a ratos lo deja en paz, pero a saber resultados.

Puck dijo...

Rosa, gracias

Anna, los meses....

Montse, me gusta ese resumen

Paloma, ese comentario es un micro en sí mismo, precioso

Luisa, gracias

Cybr, jajaja, bastante hace siguiéndole jajaja, pero reconozco que tienes razon jajaja Sabina decía que las niñas ya no quieren ser princesas pero les gusta vivir como si lo fueran

Carlos, la sombra siempre fielllll

Saludillos

Torcuato dijo...

Este micro es muy bueno, te lleva, te lleva y de repente de hace dar un doble salto mortal.
Felicidades, Mar.

Nicolás Jarque dijo...

Puck, excelente micro por su originalidad y su final. No tanto en su forma - me has pisado uno muy parecido en que enumera así los días de la semana arggg- jaja. Es broma esto último.
Me ha gustado mucho este juego de la casulidad-destino y la intención. A veces se peca de ingenuo como tu protagonista que no se da cuenta de nada.
Un abrazo.

Puck dijo...

Tor, muchas gracias

Nicolás, los dos pisamos al inventor de los días de la semana... quién dijo que detrás del martes va el miércoles? jajaja.. tendré que leer tu micro

Saludillos

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.