Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Además me voy a chivar a mis padres

- Además me voy a chivar a mis padres.
El pequeño Alex salió llorando de la habitación y a la canguro se le pasó por la cabeza ir tras él, pero rápidamente se dio cuenta de que ya era tarde. Ella estaba haciendo algo sucio e indecente y él lo había visto todo. Probablemente quedaría marcado para siempre. Pensó en lo buenas personas que eran los padres de Alex. Pensó también en que iba a tener que buscar un trabajo nuevo. Y se sintió muy mal. Pero de todas maneras, todavía faltaba un rato para que la película se descargara, así que aprovechó para masturbarse.

14 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

jajajaj...este texto te lleva a donde uno quiere...y el final a donde quieres tú.
Un saludo

Anónimo dijo...

Hola, llegué hasta aquí a través de un blog amigo, me pareció muy bueno tu espacio, voy a quedarme por aquí como seguidor, si me permites.
Si tienes ganas (no lo tomes como un compromiso), te invito a pasar por el mío.
Un saludo desde Argentina. HUMBERTO Dib

Le decía que el sujeto Humberto Dib, lleva en más de 200 blog, poniendo el mismo comentario (citado arriba) si a usted no le tocó, esa actitud baja, donde invita a que vayan a su blog y queda evidente y patente que no leyó el post del blog al que entró, si eso no es denigrante yo me pregunto qué se espera, bueno son muchos los que defienden actitudes denigrantes, les toque o no les toque, sociedades enteras defienden gobiernos corruptos por ejemplo para mantener sus lugares o diversiones, el ser humano es muy vendible, y carente de criterio moral, sobre todos los de medias luces, que no luchan por ideales más dignos de la cultura humana, los anónimos existen porque Blogger lo permite, para este tipo de casos, y hay muchas sociedades anónimas que contribuyen más que usted y yo. En cuanto al nivel de los post de este sujeto sería otro análisis, muy extenso, y alguno cita allí la envidia, yo no tengo envidias por cosas de estas características, sería yo un sujeto muy pobre, y los sujetos pobres no escriben tan claramente como ustedes bien saben que lo estoy haciendo, tengo un mundo maravilloso como para envidiar estupideces, me dedico a descubrir personas carentes de solidaridad con los demás y que utilizan a seguidores incautos, e irreflexivos, muchos ya he notado que no permitirán esa deslealtad que se ha puesto a la luz, reitero más allá de si los post son entretenidos, hay muchas cosas entretenidas en la vida, y no tenemos por que tolerar un buscador de seguidores que no respeta un blog ajeno, el asunto lo difundo porque la prueba está al alcance de cualquiera. Yo aviso porque es mi obligación, cada uno sabe donde deja discurrir su vida, como alienta y protege su autoestima e integridad personal. Gracias nuevamente por permitir los anónimos. Estoy feliz, este sujeto está cambiando su actitud, o bueno, cuidado, puede ser una estrategia más solapada, pero deja hasta dos comentarios juntos, pero no cortados y pegados. Diré: pobre sujeto social, que ve que el ladrón lleva lo robado y no da aviso a la comunidad a la que pertenece. MUNDO. Las satisfacciones en este caso son para varios, sobre todos para los que son obligados a ser más dignos, con sus semejantes, no saben la alegría que tengo verlo dejar debidamente ahora sus comentarios, no me lo agradezcan. Agradezcan la existencia de los anónimos. Saludos…ENFOQUE

montse dijo...

¿Eso que sería? ¿Una auto-tensión sexual resuelta?

Nicolás Jarque dijo...

Me encantó el final. Yo que soy mal pensado me imaginaba que esa cosa mala era justo algo relacionado con el final, pero no. Era más sencillo.
Una gran sorpresa, me gustó.

XAVIER BLANCO dijo...

Me gustó mucho este micro. Nos lleva por el camino que quiere y al final nos pone la zancadilla y nos abofetea. Un saludo.
http//xavierblanco.blogspot.com

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Buen micro, Budoson!

Conciso, ágil, emocionante y tramposo. En una palabra, Genial.

Enhorabuena.

Carmen Silza dijo...

Pues si,me ha gustado la sorpresa,siempre pensamos otra cosa,genial...Besos

Rosa dijo...

Muy buen final. Me gustó.

Saludos desde el aire

El Eskimal dijo...

Ya entrada en su interés, que importaba la posible fatalidad de su futuro.

carlos de la parra dijo...

Excelente final nos muestra como ella pulveriza su ansiedad y queda haciendo caras ante un lento viaje de cámara que se vá cerrando hacia su intensa expresión pasional; congelando la toma justo al ella estallar en el orgasmo.
Bravo.

Ana Crespo Tudela dijo...

Cuando el niño aprenda que lo indecente da gustirrinín se acordará de aquella niñera que estaba tan rica.
Gozoso final

Yun Rodríguez dijo...

Jajaja, así de ligera es la moral que se nos ha impuesto. Como dice el refrán: "A lo hecho, pecho".

Ana Crespo Tudela dijo...

¿Para qué perder el tiempo con lamentos? Además, cuando el niño descubra que esa indecencia da gustirrinín, lo celebrará acordándose con sus manos de aquella niñera tan rica.
Saludos

budoson dijo...

Gracias a todos, me alegro de que os haya gustado. Y, Anónimo, en fin, WTF?

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.