Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

martes, 27 de septiembre de 2011

Influencias musicales

Tras una noche de desfase, Joaquín Sabina conducía su coche por las calles del barrio, sin percatarse de que su velocidad no era la más adecuada. También, tras el concierto, estuvieron de copas los Dire Straits. En este caso, era un monovolumen su transporte hacia el hotel. Fue tremendo el pasmo que se pegó la pobre embarazada que por allí paseaba, al ser testigo de la colisión entre los dos vehículos. Tras ser atendida de urgencias dio a luz un bello y calvo niño.
"¿Qué nombre le pondrá al niño, señora?"
Entre sudores la mujer contestó: "Pensaba llamarle Ernesto, pero tras lo de esta noche le pondré Adolfo. Si. Le pondré Adolfito.
Desde entonces, al niño, para abreviar, lo llamaron Fito.

Torcuato González Toval.

15 comentarios:

Rosa dijo...

Que bueno Torcuato. Me ha encantado encontrarme tanto genio junto, incluido usted, jeje.

Besos desde el aire

montse dijo...

Igual todas las colisiones entre artistas engendran artistas....

Anónimo dijo...

Hola, llegué hasta aquí a través de un blog amigo, me pareció muy bueno tu espacio, voy a quedarme por aquí como seguidor, si me permites.
Si tienes ganas (no lo tomes como un compromiso), te invito a pasar por el mío.
Un saludo desde Argentina.
HUMBERTO Dib --Este comentario lo he visto copiado y pegado tal cual y textual en muchos blog por este Sr. sin dejar comentarios sobre textos, sin hacer análisis y estoy preguntando si eso es ético, ya que veo que se crea un vacío, no aceptable, hay un uso de la persona, me llamó la atención que este señor, sigue miles de blog, dejando el mismo comentario, los pega en todos, cada uno verá cuanto exige al lugar que pone tiempo y cariño para su creación, así todos seguiríamos miles de blog. El sigue miles ocultos, para simular su estrategia poco ética, todos comentaríamos en mil blog, sin leer el post y pegando el comentario que os han dejado. Si protestamos por todo, es asunto este que deberemos analizar, todos aquellos que hemos caído en lo que creo en una acción desleal, que la permite este medio. En resumen significa que le interesa dos cominos al blog que arriba, ya que busca seguidores, y no vuelve a dejar un comentario, sino el copiado que os dejó a todos, y por primera y única vez, ya que tira el anzuelo, o se hace seguidor sin dejar comentario, total sigue miles y los oculta, para evitar la evidencia. Mi nombre será a partir de ahora ENFOQUE. Solo haga clic en un blog que lo sigue a él, y busque su comentario, todos son iguales al que le dejó a usted, los pega, claro a partir de este 25/9 me alegré, ya que el buen hombre cambió urgente sus comentarios, dejó de ser frío y usador. Así que cuando dice: me pareció muy bueno tu espacio” mi amigo, ni leyó su texto. Muchos usarán esta modalidad, pero es bueno ir sabiendo donde hay algunos baches. A que no vino nunca más a ver cómo van tus entradas? Llevo registrados más de 100 blog con el mismo comentario, pensará que somos estatuas de una misma horma. El hombre quiere pescar lectores, esa es la mentalidad de hoy lee lo mío, lo tuyo me importa dos rábanos, esto no es difamar, ya que es verdad y cualquiera lo puede comprobar, yo me he tomado esta molestia, ya que aprecio a los que abren un sitio, pero detesto a los que utilizan a las buenas personas. Ok. Es obvio que no vino más por su sitio, no le interesa en absoluto, ahora sabemos su juego. Lo haremos trabajar como todos somos recíprocos y algo solidarios, y entienda algo dónde tiene su propia dignidad, de seguro ustedes no quieren que a vuestro blog, lleguen de la forma que lo aplica don Humbertito. Ahora se está defendiendo, y ya se aprecia el nivel social, en el cual vivimos, de algunos de sus seguidores, es decir: hay mucha gente incauta, que desconoce el verdadero propósito de mí anónimo, por algo está en Blogger, y es para avisar dónde hay estas actitudes, que seguidores distraídos y bien dispuestos no se percataron de las jugarretas de algunos sujetos, nadie pone aquí en tela de juicio sus post, (sería otro análisis), Es comprobable lo que estoy advirtiendo, pero sabido es que hoy lo que predomina es la superficialidad, y muchos se conforman, es más fácil ocultar que han sido engañados a tomar cartas en el asunto, y hasta lo defienden con argumentos tristes, y están los que también usan y van en su salsa, también hay abogados (seguidores) para la gente poco honesta y clara. Pidámosle a este buen hombre que ponga en su perfil, los blog que sigue, sí, nos asombraríamos, serán miles que “sigue” claro y obvio, que no sigue a nadie, yo lo seguía y fui avisado, el hombre ya RECONOCIÓ que pegaba los comentarios, buena estrategia con la escusa, debería pedir disculpas serias, si por ende estamos llenos de sujetos arrepentidos, sabemos perdonar, pero nos agrada saber con quien tratamos o NO. Estoy indicando donde está el puente roto, como un cartel, que no dice “Fulanito” pero que útil nos es, ya que estaremos atentos a este tipo de acciones, en el futuro.

Pluma Roja dijo...

La verdad, he leído mejores cortos, a este no lo considero un micro cuento. Quizás un micro relato.

Saludos cordiales.

Nicolás Jarque dijo...

Torcuato, no podía llamarse de otra forma. Gran homenaje a uno de mis mitos musicales, Fito, y si encima sale otro de los míos, Sabina ya es para enmarcarlo.
Me ha encantado.
Un abrazo grande.

carlos de la parra dijo...

Da a pensar que tanta música de por medio pudiése llevar a que se instituyan facilidades para becas musicales.
La músicalidad cae en un renacimiento al reciclarse.
La música fluye como sangre de poemas , de películas, de blogs, de salas de anestesia, de bares y hoteles, e incluso de centros de perdición.
E incluso la contraparte. Cuando disfrutas el silencio al apagar el radio.

。♥ Smareis ♥。 dijo...

Que espetacular seus post, eu adorei.
Gostei muito do seu blog e ja estou te seguindo. Convido a conhecer meu blog, e se gostares me siga também. Um abraço!

Smareis

Torcuato dijo...

Gracias por los comentarios

Anónimo
Hoy no borro tu comentario, pero creo que caes en un error al denunciar esto de esta manera.

Pluma Roja
Este microloquesequiera es una especie de puesta en evidencia de las influencias musicales de Fito y los Fitipaldis. Influencias que vienen muy claramente de Dire Straits y Joaquín Sabina.
¿Conoces a esos músicos?
Te invito a comprobar si es esto cierto.



Besos y abrazos

Puck dijo...

plas, plas, plas. Gracias por ponerme una sonrisa en los labios y un montón de canciones en la cabeza para pasar esta mañana.
Saludillos
P.D. ¡¡¡qué grandesssss!!!!!

Luisa Hurtado González dijo...

Y asi nacio Fito???
Qué grandes todos. También tú, Torcuato.

Elysa dijo...

¡Ey! me gusta esta manera que tienes de contar para hablar de Fito, es que me gustan sus temas, y como no Sabina y Dire Straits.

Besitos

Paloma Hidalgo dijo...

Fito, Sabina, Los Dire...Me gustan todos, de los últimos su espectacular forma de tocar, del segundo sus letras vibrantes, del tercero ese punto de tío normal que canta al mundo normal de forma especial.

Un beso

Ximens dijo...

Leído. Lo siento, la falta de cultura musical me deja en la cuneta. Sí a Sabina, si a Dire Straits, pero a Fito ya no llegué.

Anónimo dijo...

He vuelto agradecido...ya que el amigo Dib, ha comenzado a dejar comentarios muy sustanciosos, y dejó el mal hábito, que bueno es a veces señalar donde nuestra sociedad comete ciertas actitudes poco dignas, el sujeto se defendió torpemente, pero lo importante que cambió su actitud, ahora sus escritos con un fondo repetitivo, pero eso va a cuestión de gustos. saludos, y permitir los anónimos en esta oportunidad fue beneficioso para la sociedad blogger, a pesar de algunos alcahuetes irreflexivos, que dijeron tonterias, pero siempre hay sujetos que se venden por un caramelo, hay medias luces en todo ámbito, pero ante estas modalidades estaremos más alertas, es una cuestión de sensibilidad de intuición, y ver la frialdad de algunos paupérrimos comentarios. saludos. ENFOQUE

Cartaphilus dijo...

Siempre tan concurrido con comentarios mil que me acobardan. Y tan lúcido.
Un abrazo.
Sigo aquí

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.