Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

domingo, 12 de mayo de 2013

LA SELECCIÓN ARGENTINA.

---Messi escapa con la bola avanzando hacia el medio campo, vienen tres a marcarlo pega un pase hacia la derecha y toma la bola el Papa, quien la centra hacia la reina de Holanda. Pero el árbitro silba y detiene la acción porque Cristina Kirchner cometió una falta; ahora le saca tarjeta roja y la expulsa. En la banca Maradona estalla en celebración con toda la porra Argentina. Con Cristina fuera del juego la victoria es iminente. Ya no les causará un autogol.----

15 comentarios:

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Muy bueno.
Pero Maradona difícilmente estalle de alegría si sacan a Cristina, él es muy amigo del gobierno. Y todo lo que hace la presidenta él lo aplaude, aunque perjudique al pueblo.

Un saludo.

Setefilla Almenara J. dijo...

Hola Carlos, buen relato. Como no todos los días uno publica un libro, hoy te invito a conocer el mío, te espero.
Un beso artista!

Sete

Diego Alejandro Majluff dijo...

Carlos, lo futbolístico, perdón, lo fulbolero está muy presente en nuestra sociedad. Y desde ese punto me gusta tu relato. El papa como un gol, la ovación popular.
¡Saludos!

Morgan Nascimento dijo...

Hola, felicidades por tu blog!
Si usted puede visitar este blog:
http://morgannascimento.blogspot.com.br/
Gracias por su atención

Bee Borjas dijo...

Jajaja!!! Me has hecho reír, hombre!!! Coincido con María Rosa, Maradona es un alcahuete de la Reina Cretina, ups! Cristina...
Espero que como en el rugby pronto la expulsen por 99 años.
Abrazo, mi amigo Carlos! ;-)

César Augusto Pacheco (Rashek) dijo...

Ja ja!! Espectacular! Como argentino te digo, -sacando a Messi, por supuesto...- que los hagan un boYo y los metan a todos juntos dentro de la pelota !!!! (1- Me van a excomulgar 2- me van a mandar a la AFIP para que me investigue -como mínimo- después de este comentario...) Saludos Carlos!

Carlos de la Parra dijo...

Agradezco infinitamente todos los comentarios, en especial los de las bellas.
Con la sorpresa de que Maradona se incline ante el régimen, pero en fin, todos somos imperfectos.
Espero lo hayan leído los personajes de mi cuento. Entiendo que al Papa le gusta el futbol, y a todos los demás.
Mientras Dios crea en nosotros, en relidad dá igual en que creemos.
Si yo creyera en algún culto, quizás sería Budista, pero nunca me ha gustado jugar en equipo.
A excepción de cuando hacía cine.
Un abrazo a todos y les sigo leyendo.

Arturo dijo...

Carlos:
El relato es perfecto, porque el Diego siempre es oficialista.
Un gran abrazo.

Dr.Krapp dijo...

Es buenísimo, Carlos, me ha encantado. ¿Cabe la posibilidad de que el entrenador sea Menem o una vez más hay que conformarse con elegir entre Bilardo y Menotti?

Mirella S. dijo...

Buenísimo Carlos, mencionaste a unos cuantos personajes argentinos de nacimiento... no sé si de corazón.
Messi, será rosarino, pero vivió más en Barcelona y al Barsa le debe todo.
El Papa ahora se debe al Vaticano y Máxima a Holanda.
Cristina nos debe a todos nosotros y si fuera argentina de corazón, gobernaría para el bien de todos y no para el propio.
Maradona, siempre gira hacia donde la droga le dice: por el momento es de "izquierda", si a eso se le puede llamar así.
La selección imagino que será un reflejo de todo este rejunte.
Un saludo.

Andrea Vinci dijo...

Ja, ja, ja, que no lo lea un kirchnerista porque te lincha...
Saludos desde el DF
http://emigrantealcuadrado.blogspot.com/

Carlos de la Parra dijo...

Me resulta grato el recibir comentarios de todos ustedes acerca de ésta fantasía con tema futbolístico.
No creo que a los kirchneristas les preocupe éste cuento, pues deben estar muy ocupados contando el dinero.
Si me dan a elegir al entrenador nombro a Francella.

Andrea Vinci dijo...

Mi querido Carlos, lamento decirte que los kirchneristas son el pueblo llano, el que NO cuenta billetes. Muchos se han acostumbrado a recibir la "limosna" del gobierno y viven así, recibiendo... Pero contar, cuantan poco. Y trabajar, trabajan menos.
Un saludo desde emigrantealcuadrado
y desde
puntoyseguidoescritores

Tio Antonio dijo...

Bonito y realista relato corto. El autogol es algo muy común en los políticos.

Saludos.

Zunilda Moreno dijo...

Una síntesis desde tu visión humorística de la realidad que nos aqueja. Los personajes están donde deben estar. Salvo que Maradona es ultra oficialista y ya quedó atrás, en el recuerdo de lo que pudo ser y no fue. El Papa, un ser especial, sincero, humilde, un denunciante permanente de la injusticia, Messi es un señor.Máxima una argentina inteligente, y del otro miembro del equipo mejor ni nombrarla. Un abrazo Carlos.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.