Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

miércoles, 29 de mayo de 2013

ESCRITORES ESPECIALIZADOS.

En el congreso de escritores especializados destacó en ventas el autor Justo Madrazo, quien domina el mercado de ventas juveniles, a pesar de tener una literatura de bajísima calidad.
Sus obras originan de una academia para adolescentes masoquistas a quienes capacitó forzándoles a leer a base de golpes y a las chicas azotándoles el trasero sin bragas con una cuarta de caballo haciédolas relinchar de alegría en extásicos gemidos. Luego las obliga a leer un mamotreto de su reciente publicación con título :"El frustrante enamoramiento del ciclista analfabeto y la doctora en ingeniería nuclear."
Muchas jóvenes han sido expulsadas de sus casas por leer párrafos de éste tomo en voz alta.
Ahora es seguido por millones de admiradoras. Lo llaman "El Corín Tellado del masoquismo."

9 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

:), me sacas unas buenas sonrisas siempre. Abrazo.

El sastrecillo valiente dijo...

Jajaja, muy bueno. Por un puequeño instante inicial pensé que iba en serio.

Un saludo

http://misrelatosyesteblog.blogspot.com.es/

Dr.Krapp dijo...

Sin duda hay muchas sombras de Grey en tu interesante texto.

César Augusto Pacheco (Rashek) dijo...

Excelente mordacidad crítica, Carlos. Un placer leerte, como siempre. Abrazos.

Mirella S. dijo...

Una buena ironía sobre toda esta nueva literatura sado-masoquista, que genera muuuuuchoooo dinero.
Carlos, unsaludo.

Carlos de la Parra dijo...

Gracias amiguita y amigos por la paciencia de leer éstos insólitos hechos, yo mismo no sé de que parte de mi subconciente provienen o si son imbuídos por escenas de la tele, o el cine o alguna novelilla sucia de las que leíamos en la adolescencia mis contemporáneos y un servidor y quien por entonces tenía un futuro dudoso y un presente incierto.

Zunilda Moreno dijo...

Muy bueno, Carlos. . .Pocas palabras, gran verdad. Yo leí algunas de Corín Tellado, ja, ja, y es tan cierto lo que dices, pero. . .shhhhsttt. . .no lo divulgues. Un abrazo amigo.

cipselas dijo...

jaaaaa Cualquier parecido con la realidad... jajaja Buenísimo, Carlos, sutil, sutil...
Saludos van
San Montelpare

Dyhego dijo...

Cuanto más loco es el "guía" más seguidores tiene, desgraciadamente.
Salu2.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.