Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

jueves, 17 de enero de 2013

Tres Micros de Alfonso Carabias.


Fobia afortunada.  
 Como tantas veces había hecho de niño volví a pulsar el botón de alarma del ascensor.
Su voz suave y conciliadora me tranquilizo primero, comunicándome después que no podía utilizar el botón de alarma salvo en casos de emergencia real.
Los siguientes días debatimos sobre si la fobia a los espacios cerrados era una emergencia real o no; meses después las conversaciones abarcaban otros temas.
Pasados tres años es mi hija la que me ayuda con mis fobias, y la que habla con su madre desde el ascensor. 



La predicción del tiempo.   
Son las doce horas, un minuto y quince segundos.
¿Que me dices? ¿no te parece la mejor voz que has oído nunca?
Bueno, yo nunca lo dudé, además, su programa fue de mal en peor desde que lo echaron para sustituirlo por aquella rubia insulsa. Ha sido una suerte volver a dar con el.
¿Le importaría darnos ahora la predicción del tiempo?
Esta bien, lo que ustedes quieran, pero, ¿me soltarán después?



Reunión de hormigas.   
El hormiguero hervía de agitación. Las obreras veían injusto que su reina les obligase a recoger más alimentos para la causa restándoles tiempo para su descanso sin aumentar su ración para hacer frente a semejante esfuerzo.
- Súbditas mías – dijo la reina en tono tranquilizador – llegan tiempos difíciles en donde tenemos que hacer esfuerzos para mantener la colonia. Creedme cuando os digo que muchas colonias están iguales o peor que nosotros; pero no desfallezcáis, que los tiempos de bonanza volverán pronto.




Autor: Alfonso Carabias.

15 comentarios:

El Microrrelatista dijo...

Voy a intentar ponerme al día en las publicaciones de los cientos de micros que me habéis mandado. Agradezco la infinita paciencia que tenéis.
Un abrazo y unos besos para todos.

Cabopá dijo...

A/A de El Microrrelatista se agradece tu nota, bienvenido al año 2013, aquí estamos esperando tu calendario de publicaciones. Gracias por tu organización

Besicos
Carmen.

Ah, muy buen perfil, muy bonico.

Alfonso Carabias dijo...

Gracias por la parte que me toca microrrelatista. Ya casi me había olvidado de esos relatos.

De nuevo gracias por publicarlos. Correspondere colaborando más a menudo.

Carlos de la Parra dijo...

Feliz 2013 a toda la comunidad de el Microrrelatista, de seguro que éste año llegamos a mil.
Buenos relatos Alfonso, aunque el último hoy por hoy rebasa las colonias de hormigas, y por umos cuantos que reinan nos tienen congelado el presente con ofertas de dudoso futuro.

Alfonso Carabias dijo...

Gracias por tu comentario Carlos, y muy acertado en cuanto al relato de las hormigas se refiere, ya que los tiros iban por ahí.

Saludos.

Amapola Azzul dijo...

La hormiga Reina de la Reunión, sabía como dirigir a las masas.

Mi aplauso para ella.

No mentía cuando decía que otra scolonias estaban iguales o peor que ella.

Sabia Hormiga Reina.


besos.

Alfonso Carabias dijo...

Gracias por tu comentario Amapola Azzul. La reina fue un tanto visionaria en este relato.

Un saludo.

Cabopá dijo...

Perdón, Alfonso Carabias, me fui sin decirte nada.
Tus tres micro me han gustado, si tuviera que elegir me quedaría con el hormiguero, tiene mensaje.

Besicos.

Alfonso Carabias dijo...

Gracias por tu comentario cabopa, nunca hay obligación. La verdad es que casi no me acordaba de los relatos, los mandé hace tanto. Con respecto al del hormiguero, la verdad es que el mensaje es más bien claro.

Saludos.

Beto Monte Ros dijo...

El relato "Reunión de hormigas", me gustó. Me recordó al hormiguero en el que vivo, donde a los "tiempos de bonanza" parece que le dieron boletos sin retorno.

saludos

Beto Monte Ros

Alfonso Carabias dijo...

Gracias por tu comentario, beto. La verdad es que la intención era esa.

Saludos.

Andrea Vinci dijo...

Interesantes micros. Los dos primeros me hicieron mucha gracia.
El tercero me recordó a un cuento de Juan José Arreola "El prodigioso miligramo", que se los recomiendo.
Un saludo desde México DF

Alfonso Carabias dijo...

Gracias Andrea. Recojo tu saludo en esta noche fria de lunes. Buscare el cuento de que me hablas.

Un abrazo.

LuisCo Vélez. dijo...

Pienso que "La predicción del tiempo" ciertamente reune todo los requisitos de un buen microrrelato. El giro de tuerca es demoledor!

Alfonso Carabias dijo...

Gracias Luisco, supongo que es lo que intentamos todos al crear un micro relato, una historia o vivencia en pocas palabras y con un desenlace inesperado, no siempre sale, pero a los que nos gusta un pico esto de escribir nos parece ya de por sí gratificante intentarlo.

Un saludo.

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.