Daniel Galantz es un fantástico humorista gráfico que los que siguen este blog ya conocerán. Para los que no lo conozcan recomiendo que visitéis su blog GALANTZ.

Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando hace unos días abrí mi correo y vi un mensaje suyo en el que me enviaba un bonito diseño para El Microrrelatista. Me gustó mucho y es el que podéis ver en la cabecera de esta página.

¡Gracias Daniel!

domingo, 24 de julio de 2011

PREDICCIÓN FUNESTA

Ilustración: Miguel Jimenénez


Hoy me llamó Alberto para decirme que no saliera esta jornada a trabajar. Gran chaval este Alberto pero dudo que le haga caso. La memoria de mi abuelo, de nuestros abuelos, pesa mucho más que el miedo. Gracias a todo lo que nos han transmitido hemos podido sobrevivir en estos túneles de ruido y humo. Sueño con oír lo que él llamaba el canto de los pájaros, con correr por sus praderas, con ver romper a sus olas, con tantas cosas de las que le escuche contar. En las pantallas de televisión de la calle principal veo la cara de Javier, dicen que murió a manos de la policía cuando estaba atracando una licorería. Era abstemio y las armas le producían terror. Igual que a mi. Sé que hoy vendrán a buscarme. Lo presiento. Llevo varios días haciéndolo. Me encontrarán trabajando. Debo de vaciar mis últimos sprays. Tengo que terminar el muro del túnel. Sólo he logrado empezar a pintar el cielo y un trozo de árbol. Espero que me dejen llegar por lo menos hasta la pradera.


Adivín Serafín

12 comentarios:

MA dijo...

Que mundo tan triste, espero que se quede en el terreno de la ciencia ficción para siempre jamás.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Muy bueno!

Enhorabuena.

Cybrghost dijo...

Genial. Bello, profundo, con mensaje accesible, con principios...

Patricia Nasello dijo...

Bravísimo, Adivín.
Un micro memorable.

Enhorabuena por este texto, amigo!

Abrazos

Elysa dijo...

Triste y hasta posible, aunque tengo la esperanza de que no sea así.

Muy bueno.

Besitos

carlos de la parra dijo...

Buen aviso del futuro posible.
Hay que aplicarnos a crear uno diferente.
El esquema anterior de cotos de poder a través de manipulaciones electorales por medio de sirvientes de quienes causaron la crisis por el ejercicio de su avaricia , acumulación y congelamiento de los recursos económicos. Todo ésto ya debe ser reestructurado.
El poder no debe pertenecer a los políticos sino debe ejercitarse por administraciones que cambien totalmente de personal cada tres años y ser relevados por expertos capacitados en seguir procesando planes de desarrollo acordes a previo estudio.
Infraestructurar toda zona de miseria con hospitales y servicios públicos y poner topes a la acumulación absurda de bienes para que siempre haya un fondo que se aplique a un permanente desarrollo.
Esto desde luego no es del agrado del 3% de la humanidad que ostenta la mayoría de la riqueza.
Creo que todos los demás podremos sobrevivir su desagrado.

Adivín Serafín dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras, me habéis hecho enormemente feliz.

Blogsaludos

Cartaphilus dijo...

Un diez.

Rosa dijo...

Adivín cuando te pones...Genial!!!

Besos desde el aire

Adivín Serafín dijo...

Gracias a las dos.

Blogsaludos

aikatherine dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras, me habéis hecho enormemente feliz.

miyares dijo...

Te felicito amigo por tus hemosos relatos y tan actuales a la vez,por tu creatividad.Un fuerte abrazo

Decálogo para escribir microcuentos (Robado de la Escuela de escritores)


1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.


Envía tus microrrelatos de no más de 200 palabras a elmicrorrelatista@gmail.com. Se irán publicando los mejores.